Sargentos de barandilla, ¿trampas mortales o sistemas seguros?

Este post ha sido elaborado por Isidro Armas Agüero,  Segurilan Consultoría de Seguridad, el cual pretende abrir conciencias respecto a la grave problemática que se está encontrando en las obras de construcción, en cuanto a la utilización de sargentos como sistema de protección de borde en obras de construcción, los cuales no cumplen con ningún requisito técnico para realizar su cometido, que debe ser proteger al trabajador en caso de un impacto contra ellos.

Para ello, en primer lugar es conveniente ver este vídeo:

Postes tipo Sargentos (Sistemas Provisionales de Protección de Borde – SPPB)

Deben cumplir con los requisitos que establece la NORMA UNE-EN 13374, que entró en vigor en diciembre 2004, que en el 2013 se realizó su 1ª revisión.

¿Sabía qué? Los postes verticales (balaustres) tipo sargento (apriete mediante mordaza) se comercializan en longitudes de 1000 mm, 1300 mm, y 1500 mm. Hay que prestar especial atención a este tipo de elementos, por los problemas constantes que presentan, debido a tres aspectos fundamentales:

  1. La falta de resistencia del dispositivo que ejerce la presión (varilla roscada interior de acero).
  2. Insuficiente dimensonamiento e inadecuada geometría, de las partes (aletas/palas) que pinzan o ajustan sobre la estructura portante o soporte sobre la que se ejerce la presión.
  3. Utilización indiscriminada sobre cualquier tipo de estructura, soporte o superficie.

¿Sabía qué? los de 1000mm están pensados para ser instalados en los bordes de forjado, con el riesgo que ello conlleva, tanto por los posibles incumplimientos en la altura mínima requerida ³1m , como por la resistencia que ofrece según el diámetro de la varilla interior prevista para que la presión ejercida sea suficiente y adecuada.

¿Sabía qué? los sargentos existentes en el mercado sólo han pasado los requisitos que establece la Norma para los SPPB clase A, y en la mayoría de los casos sólo pueden  ser instalados en estructuras de hormigón, que es la superficie que otorga la resistencia adecuada para la presión ejercida por las mordazas. Sin embargo, existen fabricantes que han desarrollado mordazas especiales, que han superado el método de ensayo de la UNE EN 13374 como clase A para diferente tipología de superficies (ej: metálicas, madera).

¿Sabía qué? Los sargentos también disponen de limitaciones en cuanto a separación entre postes, siendo lo habitual limitaciones entre 1 y 2,4 m., (dependiendo del fabricante, materiales y clase del SPPB). Es un parámetro importantísimo, ya que el comportamiento estructural y por tanto la conformidad con la UNE EN 13374 para los SPPB clase A depende en gran medida de la distancia entre postes, y por tanto es fundamental no confundir (engañar) al usuario.

¿Sabía qué? El dispositivo (varilla roscada) previsto para realizar el apriete (presión) contra la estructura correspondiente, es el elemento fundamental que otorga la eficacia a estos elementos, y por tanto a todo el sistema de protección en su conjunto. Precisamente en estos dispositivos encargados de transmitir el nivel de presión adecuado, es donde se cometen errores importantes de diseño y dimensionamiento, habiéndose comercializado dichos postes tipo sargento, cuyo apriete se realiza desde la parte superior del mismo, con un varilla roscada interior de acero, que realmente no otorga la resistencia adecuada, tanto inicialmente, como en las utilizaciones posteriores, debido a los repetidos y continuados ciclos de apriete, para los que hay que tener en cuenta el fenómeno de fatiga de los materiales.

¿Sabía qué? Los sargentos de 1300 mm se diseñaron con el ánimo de ser colocados en los  bordes de encofrados para disponer de altura de protección suficiente una vez que se montase el bloque y hierro.

¿Sabía qué? Ningún fabricante tiene ensayado y certificado este sistema para ser instalado en encofrados (tableros ,sopandas, etc.), salvo los propios fabricantes de los sistemas de encofrado, cuya protección perimetral debe haber superado el ensayo o cálculo que establece la UNE EN 13374, como protección clase A. Es importantísimo que se haya respetado en la evaluación la superficie de fijación sobre la que se instalará el sistema: madera (tablero de encofrado), metálica  (perfiles longitudinales y/o transversales).

¿Sabía qué? Se están instalando incorrectamente sobre tableros de encofrado.

En la mayoría de estos casos, se instalan exclusivamente a modo de “DECORACIÓN PREVENTIVA”, y no como medida de protección eficaz frente al importante riesgo de caída por el perímetro del sistema de encofrado, con la peligrosidad que esta circunstancia incorpora,  ya que se puede traducir en verdaderas trampas mortales.

Fotos sargentos Isidro

¿Sabía qué? Este tipo de sistemas requieren mayor control, teniendo que realizarse revisiones periódicas con mayor frecuencia, comprobando los ajustes y reaprietes oportunos.

¿Sabía qué? La Ley 31/95 de PRL, así como el R.D. 1215/97  define que es un equipo de trabajo, disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, define un equipo de trabajo como una máquina, aparato, instrumento o instalación utilizada en el trabajo.

Un sistema de  ENCOFRADO HORIZONTAL es una instalación utilizada para llevar a cabo un trabajo sobre ella, por lo tanto tiene la condición de equipo de trabajo.

Deben ser los fabricantes / suministradores / importadores del sistema de encofrado, los que tienen que preveer y proveer el sistema provisional de protección de borde, que deberá ser conforme con los requisitos de la Norma UNE EN 13374, siendo estos amparados por R.D. 1801/03  Seguridad General de los Productos, como queda ratificado por el VI Convenio Colectivo General del Sector de Construcción.

Anuncios

5 Comments

  1. Estimado Ramón:

    Por fin contamos en la empresa con un técnico en PRL con una gran formación! 😁
    Espero que todo marche estupendamente.
    Recibe un fuerte abrazo.

    Marián.

    Marián.

    Me gusta

  2. Excelente post, sobre unos elementos que, como comenta D. Isidro Armas, en varias ocasiones sirven más bien de decoro que de protección. Falta mucha formación al respecto en todas las jerarquías presentes en la obra. Esperemos que poco a poco se vaya subsanando.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario Ginés. La verdad es que es sorprendente que hoy en día todavía se ponga seguridad de cara a la galería. Al final el esfuerzo, tiempo y coste económico es el mismo instalando un buen sistema que uno “cutre” como este.
      Nos falta mucha mentalización.

      Me gusta

  3. Excelente Post. ¡Enhorabuena!
    Creo que tod@s podemos apreciar que, en el año 2018, estamos aun a “años luz” de saber todo lo que se puede aprender y posteriormente aplicarlo en el día a día.
    Yo personalmente, soy de la opinión de que estas cosas (las que se explican en este post), son las realmente importantes y que mucha gente desconoce y no se explican (al menos a fondo) y se debieran exponer en los cursos de formación.
    Como dijo Antonio Machado “Bueno es saber que los vasos nos sirven para beber, lo malo es que no sabemos para que sirve la sed”. Con la PRL nos pasa nos un poco lo mismo ¿O no?

    Me gusta

Responder a Blog de PRL de Ramón Pérez Merlos Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s